Preserva los fondos marinos mediante la práctica del turismo sostenible

Turismo sostenible: navega y viaja en sintonía con el medio ambiente

  • Carlos 23/09/2021
  • Home

El último jueves de cada mes de septiembre, Naciones Unidas celebra el Día Marítimo Mundial, una jornada para reflexionar y reivindicar la importancia de los mares y océanos para el planeta y, por ende, para nosotros. Especialmente, si tenemos cuenta que el turismo náutico y el turismo sostenible cada vez están más en alza y debemos fomentar la fusión de ambos.

Este año, la temática escogida ha sido el transporte marítimo, que ya era imprescindible para el comercio internacional y que ahora, se ha convertido en todo un referente también para el turismo, debido al impacto de la pandemia en nuestras vidas y la manera en la que hemos tenido que repensar nuestra forma de disfrutar de las vacaciones y de relacionarnos.

El turismo náutico está en auge y, por ello, en el post de hoy, te vamos a dar algunas de las claves para navegar y viajar en general, poniendo en práctica el turismo sostenible, y aportar así nuestro granito de arena.

Turismo sostenible: cómo navegar reduciendo nuestro impacto lo máximo posible

  • Siempre que puedas, elige embarcaciones “eco-friendly” como el velero o el catamarán que disponen de velas que serán tu motor cuando las condiciones atmosféricas lo permitan. Además, cada vez más se están implantando en el mundo náutico sistemas de propulsión híbrido, que combinan un motor diésel con uno eléctrico (que utiliza baterías de litio).
Veleros en el mar. Una de las mejores formas de navegar y disfrutar del turismo sostenible.
  • No arrojes basura al mar. Puede parecer obvio pero lo cierto es que seguro que si has navegado o estado en la playa recientemente habrás comprobado la gran cantidad de residuos que flotan en el mar. ¡Pon especial atención a las colillas y cenizas! Y recuerda que los peces se acaban comiendo gran cantidad de la basura que generamos y arrojamos al mar, por lo que, si no “cuidamos” de su alimentación, estos residuos acabarán formando parte de la nuestra.
  • No te lleves nada que forme parte del ecosistema marino. Es una práctica muy común y puede que incluso la veamos benigna, pero llevarse conchas, arena, partes de arrecife o incluso estrellas de mar daña, y mucho, el ecosistema marino y hace que pierda gran parte de su valor.
Conchas y caracolas. Respeta el mar y el turismo sostenible y no te las lleves.
  • Al visitar ecosistemas sensibles, como arrecifes de coral o zonas de cría de ciertos animales, ten mucho cuidado y pon especial atención a dejarlos tal y como te los encontraste. Fondea en zonas seguras y no disturbes la vida de los animales que habitan en la zona. En zonas del Mediterráneo, como en las Islas Baleares, encontrarás especies endémicas como la posidonia, una planta acuática fundamental para la preservación de estos ecosistemas. Ayúdanos a protegerla eligiendo zonas de fondeo donde no esté presente.
  • Pesca con responsabilidad. La pesca deportiva es un hobby muy común que tiene muchísimos adeptos, pero también tiene sus peligros para el medio si no se practica con moderación. Para disfrutar de una excelente jornada de pesca, enmarcada dentro del turismo sostenible, no captures más de lo que vayas a consumir y devuelve al mar las especies protegidas y los “pezqueñines”.
  • Evita ir a sitios donde tienen animales en captividad, en hábitats a los que no pertenecen. En el mar podrás observar y disfrutar de centenares de especies que viven en libertad. Intenta que tus encuentros con ellos sean lo más respetuosos posibles. Es la mejor forma de aprender de ellos a la vez que te sumerges de lleno en el turismo sostenible.
Tortuga en el mar
  • Practica deportes y actividades que no dañen el medio ambiente. Son muchas las opciones que tienes para disfrutar del mar y hacer deporte de una manera ecológica. Kayak, paddle surf, surf o snorkel son algunas de nuestras recomendaciones para disfrutar del agua de la forma más respetuosa posible. Hay lugares como el Cabo de Palos en Murcia, en los que puedes practicar snorkel, por ejemplo, mientras disfrutas de la increíble riqueza de sus fondos marinos.
  • Visita playas y calas que estén comprometidas con la calidad y el respeto al medio ambiente. En España, son muchas las playas galardonadas con la Bandera Azul (y muchas más las que se unen cada año).

Turismo sostenible como estilo de vida

Una vez pises tierra firme, puedes seguir promoviendo buenas prácticas para que tu viaje sea lo más ecológico posible y tu huella se reduzca al máximo.

Algunas de nuestras sugerencias para un turismo sostenible (y también para aplicar en nuestra vida diaria) son:

  • Utiliza los recursos de la forma más eficiente posible, sobre todo, el agua (uno de nuestros bienes más preciados y escasos) y la electricidad.
  • Recicla y reutiliza siempre que sea posible.
  • Evita el plástico o sustitúyelo por otros materiales. Un buen ejemplo sería llevar siempre con nosotros botellas reutilizables.
  • Compra de manera local. Cuando compramos de esta forma ahorramos muchos intermediarios muy contaminantes, como los servicios de logística y transporte.
  • Una vez en el destino, procura moverte utilizando el transporte público, la bicicleta o, incluso caminando. Además de ser una forma perfecta de hacer turismo sostenible, podrás empaparte mucho más de la cultura, historia y ambiente de un lugar.
Utiliza el transporte público, la bicicleta o camina siempre que puedas
  • Dale preferencia a hoteles, restaurantes y negocios, en general, que apuesten por una cultura eco-friendly y que hagan esfuerzos por cambiar el panorama actual y la forma que tenemos de ver el medio ambiente.
  • Viaja en temporada media o baja. No solo es una medida enmarcada dentro del turismo sostenible, sino que ahorrarás dinero y podrás disfrutar del destino evitando masificaciones. Durante la temporada alta, muchos destinos soportan mucho más de lo que están capacitados, y esto tiene grandes y perjudiciales efectos colaterales para el medio ambiente y la disponibilidad de recursos. Hay destinos, donde navegar como las Islas Canarias o la Costa del Sol que pueden ser descubiertos y disfrutados en prácticamente cualquier momento del año.
  • Fotos respetuosas. Sabemos que una foto dice más que mil palabras y, en muchas ocasiones, mucho más que un souvenir. El problema está cuando cambiamos algo del medio, no respetamos la cultura o fotografiamos cosas “indebidas” que pueden herir la sensibilidad de los locales o modificar el espacio y el medio ambiente.

Sin duda, viajar y navegar son dos de nuestras aficiones favoritas para romper con la rutina y desconectar. Si somos respetuosos con nuestro planeta, podremos disfrutar de ambas durante muchos años más y seguir recorriendo todos los países y navegando por todos los mares y océanos del mundo.

¡Turismo sostenible a la vista!

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *