¿Surcamos las mejores Playas de Río de Janeiro?

El icónico Cristo Redentor se alza majestuosamente entre las nubes, abrazando al paraíso tropical que reside bajo sus pies: una densa ciudad protegida por el mar, las montañas y las selvas tropicales. Una imagen conocida, de postal. Una imagen repleta de historia, arquitectura, fiesta, cultura y un paisaje natural de espectacular belleza. Una imagen cuyo protagonista viste azules puros y cristalinos: las playas de Río de Janeiro. Imagínate esta foto tan presente en tu mente, pero delante de tus propios ojos.

Vistas del Cristo Redentor ante el bello paisaje natural de Río de Janeiro

La Ciudad Maravillosa es, sin duda, un destino por excelencia cuando llegan las vacaciones. Sinónimo de sol y playa, las experiencias que ofrece son infinitas. Desde olas para surfear hasta lugares recónditos sin señal de móvil, las playas de Río de Janeiro te dejarán con la boca abierta. Empezando con explorar, aunque populares y concurridas, la Playa de Copacabana y la puesta de sol en Playa de Arpoador. De hecho, siempre hay una solución a todo el bullicio de la gente. ¿Y si visitamos las playas de Río de Janeiro desde el mar? En tu propio barco de alquiler, sin preocupaciones, aventurándote donde quieras en medio de paz y tranquilidad. ¡Un planazo!

Desde las más famosas e imprescindibles, hasta las más aventureras y escondidas… ¡Ahora sí que estamos listos para conocer las mejores playas de Río de Janeiro!

Perspectiva aérea de la costa y las playas de Río de Janeiro

Playas de Río de Janeiro: las populares que no pueden faltar

A veces, visitar las playas más concurridas de una zona no suena demasiado apetecible. Viajar, por eso, significa explorar todos los rincones posibles y enriquecerte, tanto como puedas, de otras maneras y culturas. Y cada sitio tiene sus paradas obligatorias. De hecho, una muy buena idea para alejarte de las multitudes es moverte en barco de alquiler. Privacidad y confort para ir donde quieras, a tu rollo, sin que nadie te moleste. ¡Y a´´un más si contratas un patrón! La posibilidad de bañarte en las aguas más azules y calmadas, hacer snorkel en los sitios más profundos y exóticos… ¿Te atreves a probarlo? 

Las playas más concurridas de Río de Janeiro están muy bien ubicadas y estructuradas, con unas vistas impresionantes de la ciudad. Imponentes edificios protegen las largas extensiones de arena dorada bajo un sol resplandeciente. ¡Perfectas para trabajar en tu bronceado!

Playa de Copacabana

Probablemente la más conocida de Brasil internacionalmente, pero también de las más buscadas por los turistas nacionales. Enmarcada entre montañas verdes y delimitada por dos fuertes, es la zona más animada de la ciudad. Copacabana son seis kilómetros de arena blanca y aguas turquesas perfectas para un día en familia o en busca de ambiente con los amigos. 

Atardecer animado en la popular Playa de Copacabana

Playa de Ipanema

La fama de la Playa de Ipanema empezó con la canción “La Chica Ipanema” de Bossa Nova y sigue hasta hoy. Separada de Copacabana por las Playas de Arpoador y Leblon, es una de las más exclusivas de la zona. Y es que su larga franja de arena fina acompaña a un barrio más bien de lujo. Ideal para una tarde en busca de sol y de deportes acuáticos. La Playa de Leblon, un poco más tranquila, se extiende desde Ipanema hasta la gigantesca formación rocosa y natural del Peñasco Dois Irmaos.

Playa do Arpoador

Una pequeña playa delimitada por una península de roca desde donde se ven las mejores puestas de sol de la ciudad. Puedes ascender hasta la Piedra del Arpoador, a veces bastante concurrida, o quedarte en las tranquilas aguas del mar a bordo de tu barco. Solo tú, los tuyos, ¡y una inmensidad de anaranjados!

El atardecer más bonito de Río de Janeiro, en Playa do Arpoador

Playa Vermelha

A veces eclipsada por las dos grandes playas de Río de Janeiro, sus vistas y enclave natural no tiene nada a envidiarles. Su localización entre el famosísimo morro del Pan de Azúcar y el morro de Babilonia la convierte en un marco único. Mucho más tranquila, su nombre viene del color rojizo que adquieren sus aguas al atardecer.

Playas de Río de Janeiro: los secretos mejor guardados

¡Veamos el polo opuesto de las playas de Río Janeiro! Aunque nunca desiertas del todo, estas playas son pequeños paraísos fuera del radar de los turistas. Por eso, al ser mayoritariamente de más difícil acceso desde tierra, serás un privilegiado a bordo de tu barco de alquiler. 

Playa da Perigoso

La playa más aislada de Río de Janeiro, el mejor sitio para los amantes de la naturaleza. Alejada de los núcleos urbanos, podrás disfrutar de preciosos amaneceres y paisajes vírgenes en absoluta tranquilidad. 150 pequeños metros de difícil acceso y de inmensa riqueza. 

Playa do Meio

Dividida en dos partes por un montículo de piedra, encontraremos la divertida mar abierta, y la más tranquila y resguardada. Una playa de aguas muy limpias y buenas olas que también queda enmarcada por montañas verdes y frondosas. 

Playa do Secreto

Esta playa en Río de Janeiro fuera de las rutas turísticas es todo un descubrimiento. Una piscina natural rodeada de rocas que únicamente “existe” en marea baja. Con un aire de rústico paraíso perdido, la mejor manera de llegar es en barco. Por eso, si no coincides con las horas marea baja, a bordo también podrás disfrutar de las preciosas vistas. 

Playa da Joatinga

También solo “existente” en marea baja, es otra oportunidad para coger tu barco y explorar la zona con privacidad. Rodeada de vegetación y acantilados que te hacen sentir pequeño, este hermoso tramo de arena es perfecto para alejarse de las multitudes y el estrés.

La secreta Playa de Joatinga enmarcada de verdes acantilados

Playas de Río de Janeiro: surfeando las olas

Muchas de las playas mencionadas antes son también conocidas por sus olas de aire surfero, como la Playa de Arpoador. Aun así, hay dos que no pueden faltar en tu libro de aventuras por las playas de Río de Janeiro.

Playa do Recreio

Las finas arenas blancas y las aguas turquesas brillan bajo el sol en una de las playas preferidas de los surfistas. Siempre animada, esta playa acoge muchos torneos de surf y bodyboard. ¡Que no te falte la tabla en mano!

Prainha

Fuera del radar turístico, Prainha es una pequeña y bella playa de carácter aventurero. Así, sus aguas azules cristalinas tienen olas muy consistentes, buenísimas para surfistas de cualquier nivel. ¡Hasta para los que justo atrapan sus primeras olas! 

Prainha, una de las mejores playas de Río de Janeiro para surfear

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *