Llaut mneorca

El llaut, la tradicional embarcación de las Baleares

El llaut es la embarcación más tradicional de las Islas Baleares, y es conocido por ser utilizado para la pesca de arrastre. Además, es una obra artesanal de madera que sólo los más aficionados tienen, y poder verlos en navegación es casi testimonial. Está ligado al arte de la pesca, el comercio, la guerra, el contrabando y el ocio. Además, en Nautal tienes la posibilidad de alquilar uno de estos.

 

Típico llaut de las Islas Baleares

 

¿Cómo era el tradicional llaut?

Actualmente existen ya muchas versiones motorizadas, pero el real no tiene motor, sino que es de vela latina. El casco es simétrico, su popa es igual que la proa, y tiene mucha quilla para que sea estable. Su eslora es aproximadamente entre 4 y 6 metros, y tiene 3 mástiles con los que se puede llegar a alcanzar 7 nudos de velocidad. 

La realidad es que es un barco bastante estable, y es por este motivo que antiguamente se usaba para la pesca de arrastre, pero en la actualidad se usan para diversas funciones. Pueden ser utilizados como barcos de recreo o para pesca deportiva.

Su aspecto es viejo, pero su línea es sencilla y elegante, y a su vez delicado y robusto. Evolucionando con los años y adaptándose a las necesidades del mar mediterráneo, pero sin perder su esencia. Además, el llaut no se trata de un capricho, sino de siglos de progreso, y aún queda el tiempo en que nuestros padres y abuelos navegaban y vivían experiencias con uno de ellos.

En cuestión de medio siglo el mundo de la náutica ha dado un cambio radical con la entrada de los barcos motorizados y con los nuevos materiales industriales, y es que ahora los barcos se fabrican directamente con un molde.

 

Anilla dónde puedes amarrar el barco mientras está en el mar

 

¿Quién los fabricaba?

Las primeras personas en fabricar llauts eran conocidos como los “mestres d’aixa” o carpinteros de ribera, que utilizaban maderas autóctonas para la elaboración de cada uno de ellos. La diferencia con los de hoy en día es que ahora se utilizan otros materiales como la fibra de vidrio, cuyo precio es inferior y deja unos acabados de alta calidad.

Cada vez hay menos “mestres”, y están más enfocados en la restauración de antiguos llauts que en la creación de estos. Además, es muy difícil encontrar recambios, ya que los tienen que elaborar al momento para restaurarlo. Por otra parte, nos alegra saber que existen algunos cursos de formación para que esta labor no caiga en el olvido.

La tradición de los llauts se conserva gracias a una asociación de marineros que se dedican a la restauración de los mismos desde la década de los 80. Desde la asociación “Amigos del Mar” se encargan de preservar este patrimonio cultural, con la creación de un museo del mar y con su escuela para formar carpinteros.

Además, se trata de la embarcación perfecta para poder acercarse a las playas más inaccesibles y remotas gracias a sus dimensiones y a su fácil manejo.

 

¿Cómo se fabricaban los llauts?

La belleza de estos barcos empieza por el esqueleto, y se dice que cada barco está hecho a un mar, y este está hecho al Mediterráneo. Este mar se caracteriza por tener olas de hasta 10 metros, pero de ola a ola hay un seno de 100 a 200 metros, por lo que el barco tiene que nadar, y por este motivo son más planos. Los llauts también se pueden encontrar en el norte de África o en Asia.

Todo empieza cuando se busca la madera de pino y se corta, que debe realizarse en la luna menguante de enero. Además, el árbol debe estar aletargado y con toda la savia en el tronco para encontrarse preparado contra la putrefacción con hongos y bacterias.

Para el cuidado de estos hay que pintarlos y embarnizarlos cada dos o tres años. Además, estos barcos tienen que estar dentro del agua, es por eso que los utilizan los pescadores, en cambio uno de fibra lo puedes tener fuera del agua todo el tiempo que quieras.

 

Madera con la que son fabricados los llauts

 

Hablamos con Rafael Vidal, antiguo pescador

Rafael nos cuenta alguna de sus anécdotas de cuando era pescador en Es Grau, un pueblo pesquero de la localidad de Mahón, en Menorca.

Cuando compró su primer llaut, este no estaba acabado, sólo tenía el casco y ya era de los de fibra, cómo podemos ver en la foto. Él se encargó de terminarlo y hacer todas las instalaciones pertinentes, cómo la del motor. De la parte de carpintería se encargaba otra persona. 

En un principio medía 26 pies (5,9 metros), pero después de unos años decidió hacer una ampliación y lo transformó en uno de 33 pies (7,5 metros). Además, le hizo la proa lanzada para que rompiera mejor el agua al navegar. Todos estos cambios le mantuvieron ocupado durante un invierno.

Durante más de 20 años que estuvo navegando con la embarcación, él se encargó del mantenimiento, ya que cada invierno la sacaba fuera del agua. Cuenta que hubo una vez que hizo muy mal tiempo y el barco estaba amarrado a una boya. Se llegaron a romper hasta las puertas de las cocheras y su llaut terminó en la playa, con muchas de sus partes rotas y destrozadas.

 

Imágen del llaut del pescador Rafael Vidal
Hay experiencias que se quedan para siempre en el alma de quien tiene la suerte de vivirlas. 

Si estás interesado en embarcarte en una de estas tradicionales embarcaciones, puedes alquilar un llaut tanto en Mallorca, Menorca e Ibiza. No dejes pasar la oportunidad de navegar por las Baleares con el barco que pertenece a estas islas.

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *