Alquiler de barco con patrón o sin patrón FAQ

¿Alquiler de barco sin patrón o con patrón?

Si estás organizando tus próximas vacaciones y has pensado en alquilar un barco (para todo tu viaje o solo para una parte de este) seguro que te has hecho esta pregunta. Y es que, tanto si te decantas por el alquiler de barco sin patrón como si prefieres contratar uno, hoy te contamos todo lo que debes saber sobre ambas modalidades para resolver todas tus dudas y que tengas las vacaciones náuticas de tus sueños.

¡Todos a bordo!

Alquiler de barco sin patrón: sé tu propio capitán

Amigos brindando y haciendo una barbacoa de pescados y mariscos a bordo de su embarcación.

La forma preferida de navegar de aquellas personas que cuentan con una licencia náutica, ya que te permite gobernar tu propia embarcación y disfrutar de toda la libertad y autonomía del mar de una manera íntima.

¿Qué licencia necesito para alquilar un barco sin patrón?

Dependerá principalmente de la eslora del barco que quieras alquilar. Las titulaciones de navegación más habituales son:

  • PNB: para embarcaciones de hasta 8 metros de eslora. Con esta licencia en tu poder puedes alejarte hasta cinco millas náuticas de la costa.
  • PER: para barcos de hasta 15 metros de eslora. Esta titulación te permite alejarte hasta 12 millas náuticas y realizar travesías entre islas.

Además, dependiendo del tipo de barco que quieras alquilar, puede que su propietario te pida una cierta experiencia a bordo o que haya, al menos, otra persona más en el barco con conocimientos y experiencia demostrables. Esto pasa con el alquiler de veleros, por ejemplo, ya que son muchas las maniobras que hay que realizar a bordo y el capitán debe estar lo suficientemente experimentado (o contar con un ayudante marinero) para poder ejecutarlas a tiempo y con precisión.

Si quiero viajar al extranjero, ¿puedo ser yo el capitán?

Dependerá del país en el que te encuentres. Siempre debes comprobar la legislación del país en el que desees navegar, ya que en algunos puedes utilizar tu licencia náutica española, en otros no es necesario tener título sino un CV náutico y en el resto solo valen las licencias propias o los títulos internacionales (como los expedidos por la Royal Yachting Association o el ICC).

Alquiler de barco sin patrón. Alquiler de barco sin licencia. Sé tu propio capitán.

¿Y si no tengo licencia?

Estás de enhorabuena porque esta opción también es posible. Existen barcos sin licencia de alquiler que cuentan con una eslora inferior a 5 metros y una potencia máxima de 15 cv. Con ellos no podrás alejarte más de 2 millas náuticas del puerto o marina de donde hayas zarpado, pero aun así podrás disfrutar de multitud de encantadores rincones. Son especialmente recomendables en destinos como Menorca o Ibiza, donde existen multitud de pequeñas calas y preciosos lugares para fondear.

Deja que te lleven: navega sin preocupaciones

Si para tus próximas vacaciones a bordo, prefieres relajarte y que un capitán profesional te guíe, esto es todo lo que necesitas saber.

El capitán es una persona que cuenta con todos los títulos necesarios, así como una vasta experiencia para tripular el barco que has alquilado de forma que garantiza tu seguridad y la de todos los pasajeros y puede anticipar cualquier problema o situación complicada. Además, si te interesa la parte más técnica de la navegación, seguro que está encantado de darte consejos prácticos o compartir parte de su experiencia a bordo contigo.

Alquiler de barco con patrón. Navega sin preocupaciones.

Si tu alquiler es de varios días, necesitará su propio camarote y acceso a un baño, así como también tendrá acceso a las zonas comunes como el salón o la cocina (lo mismo pasa si decides contratar más tripulación a bordo para que se encarguen de las comidas o la limpieza, por ejemplo).

Puedes alquilar, prácticamente, cualquier barco con patrón, aunque esta modalidad es más común (casi obligatoria en algunos casos) en el alquiler de yates y catamaranes.

Sin duda, estar a bordo de un yate de alquiler en Mallorca o un catamarán en la Costa Blanca mientras que nuestro patrón se encarga de llevarnos a los lugares más mágicos del destino suena muy bien, ¿verdad?

¿Cómo organizaré mi itinerario?

Una de las mayores ventajas del alquiler de barco con patrón es que podréis diseñar conjuntamente la ruta de navegación perfecta. El capitán tendrá en cuenta todos los lugares que te gustaría visitar y las cosas que te gustaría hacer a bordo en el destino en el que te encuentras. Él, teniendo en cuenta las condiciones climatológicas y sus propios conocimientos sobre el destino (que serán muchísimos, no te preocupes) te ayudará a organizar tus vacaciones a bordo para que sean lo más parecidas posibles a las que habías soñado.

Familia en barco durante sus vacaciones a bordo.

¿Cuánto cuesta contratar un patrón?

Depende del destino y de la propia embarcación. En Nautal, encontrarás muchos barcos que ya incluyen el coste de la contratación del capitán en el precio final, mientras que, en otras ocasiones, deberás añadir una cantidad diaria al presupuesto. En España, este coste oscila entre los 100 y los 150 euros diarios.

 Sin duda, tanto si eliges el alquiler de barco con patrón como si decides ser tú el capitán de tu navío, tus próximas vacaciones a bordo se convertirán en una de las experiencias más bonitas que hayas vivido y un recuerdo imborrable para compartir en esas charlas de sobremesa con amigos y familiares.

¿Preparado para vivir la aventura náutica de tu vida?

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *